Los accionistas de la firma española de combustibles Repsol aprobaron un cambio de nombre el jueves para reflejar el hecho de que ya no posee la subsidiaria YPF, expropiada por el gobierno argentino.

El nombre es ahora Repsol SA en lugar de Repsol-YPF SA, dijo la compañía en un comunicado.

El gobierno de la presidenta Cristina Kirchner tomó el control del paquete accionario de Repsol en YPF. La empresa española demandó al gobierno en Buenos Aires para que le haga una oferta por las acciones.

La Unión Europea demandó a la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio, alegando que el país sudamericano traba las importaciones para proteger sus industrias. Dijo que la expropiación de YPF fue un indicio del deterioro del clima empresario en el país.