El tsunami de 2011 que devastó poblados costeros en Japón también generó cautela en la costa este de Estados Unidos.

Miles de personas en las comunidades costeras de Coos Bay, North Bend y Charleston, en Oregon, tomarán parte en el primer ejercicio de evacuación en caso de un maremoto.

Stan Gibson, jefe de bomberos de Coos Bay, dijo que las imágenes tan intensas del tsunami del año pasado en Japón hicieron que los habitantes de la costa de Oregon se tomaran el asunto mucho más en serio que antes.

Los científicos dicen que hay una posibilidad de alrededor del 10% de que este año se produzca un terremoto enorme justo frente a Oregon que podría arrojar un pared de agua sobre las áreas costeras.

La escuela primaria Blossom Gulch en Coos Bay se encuentra en la zona que podría ser inundada, por lo que los niños allí practicarán guarecerse bajo sus escritorios y luego caminar en fila hacia terreno alto.