Las principales patronales rurales de Argentina anunciaron hoy una huelga comercial de nueve días en protesta contra un aumento impositivo que se debate en la provincia de Buenos Aires, uno de los principales distritos agrícolas del país.

La denominada "mesa agropecuaria", que reúne a las entidades del campo, declaró el cese de comercialización -excluyendo los productos perecederos- desde el próximo sábado y hasta la medianoche del domingo 10 de junio en la provincia.

Además, convocó a todos los productores de la provincia de Buenos Aires, la más rica y poblada del país, a movilizarse en sus localidades de origen.

Los productores agropecuarios están en contra de un revalúo de las tierras, impulsado por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que aumentará el pago del impuesto inmobiliario rural y, debido al incremento en la tasación de los campos, también hará aumentar lo que los propietarios rurales pagan e concepto del impuesto a los bienes personales.

El proyecto de revaluo de las tierras fue aprobado hoy por la Cámara de Diputados provincial, en medio de fuertes protestas de los productores rurales, y ahora será debatida por el Senado provincial.

"El confiscatorio zarpazo fiscal se efectúa en un contexto en el que los productores se ven fuertemente afectados por la sequía primero y ahora por las inundaciones", dijo en un comunicado la "mesa agropecuaria" de la provincia de Buenos Aires.