El seleccionador italiano Cesare Prandelli dijo que no le molestaría si Italia se retira de la Eurocopa en momentos en que el fútbol del país está sumido en un enorme escándalo de arreglo de partidos.

La pesquisa por la presunta corrupción derivó en 19 arrestos esta semana. El zaguero Domenico Criscito del Zenit de San Petersburgo fue dado de baja de la Azzura tras ser cuestionado en la sede de los entrenamientos.

La policía financiera también examinó los registros bancarios del portero Gianluigi Buffon bajo sospecha de que hizo apuestas por cantidades grandes, pero reportes noticiosos dicen que no se le fincaron cargos.

Prandelli hizo sus declaraciones a la cadena RaiSport en Zurich, donde Italia enfrentará a Rusia en un partido amistoso, su último entrenamiento antes de partir rumbo a Polonia.

"Si nos dijeran que por el bien del 'calcio' no deberíamos participar, no sería problema para mí", afirmó.

Además de los detenidos el lunes, tres personas han sido puestas bajo arresto domiciliario y otras dos tienen que presentarse ante las autoridades. Cinco de los arrestos fueron efectuados en Hungría.

Las casas de varios más han sido registradas, entre ellos las del delantero Sergio Pellissier del Chievo Verona, Conte y Criscito.

Las autoridades judiciales iniciaron la investigación en Cremona el año pasado, la cual ya derivó en que Cristiano Doni, ex capitán del Atalanta, haya sido marginado del fútbol durante tres años y medio, y en el arresto de Giuseppe Signori, ex capitán del Lazio.

Los fiscales en Cremona han proporcionado detalles de un amplia red de arreglo de partidos que se extendía hasta Singapur y América del Sur y que presuntamente llevaba más de 10 años operando.

No fue sino hasta hace poco que Italia se recuperó de otro escándalo de arreglo de partidos en 2006 — conocido como Calciopoli_, el cual resultó en el descenso de la Juventus a la Serie B durante una temporada, así como penalizaciones de puntos a varios equipos más de la Serie A y largas marginaciones del fútbol para autoridades de clubes y del arbitraje.

Italia ganó el Mundial ese año.