El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, planteó hoy la necesidad de una "reforma constitucional profunda" en el país, que abarque los ámbitos de seguridad, justicia, partidos políticos, legislativo y fiscal, entre otros.

"Insto a los guatemaltecos a que se sumen al llamado por una reforma constitucional profunda, que nos abra el camino hacia la Guatemala del siglo XXI", afirmó el mandatario ante el pleno del Congreso.

Pérez Molina, que asumió el Gobierno el pasado enero por un periodo de cuatro años, hizo el planteamiento durante un discurso por el 27 aniversario de la Carta Magna de 1985, con la que se puso fin a los golpes de Estado, fraudes electorales y regímenes militares en el país centroamericano.