El ministro francés de Asuntos Europeos, Bernard Cazeneuve, afirmó hoy que "será muy difícil" que el nuevo tratado europeo de estabilidad pueda entrar en vigor si no se produce una renegociación como ha pedido, si se tiene en cuenta "el lugar particular que ocupa Francia".

"Será muy difícil sin consenso, dada la importancia de nuestro país en la Unión Europea, la fuerza de la palabra del presidente de la República (François Hollande) para proceder a una ratificación", señaló Cazeneuve en una entrevista con la cadena de televisión "LCI".

Preguntado sobre el hecho de que la ratificación por 12 países del tratado permitiría su entrada en vigor, insistió en que no cree "que sea posible poner en marcha este tratado sin el reequilibrio" puesto que en la UE hay "una realidad política" que es "una relación particular entre Francia y Alemania".

Sobre el referéndum en Irlanda, se limitó a señalar que "cada pueblo en Europa es soberano y corresponde a los irlandeses pronunciarse" sobre ese texto negociado a finales del pasado año y firmado por los líderes de los 27 miembros de la UE a comienzos de marzo.

El ministro francés insistió en que "este tratado no es bueno, hay que enmendarlo" y en que su voluntad es "que sea renegociado para introducir elementos que no condenen a Europa a la austeridad y permita las condiciones del crecimiento".

Dijo que "la negociación está abierta" sobre si lo mejor sería cambiar el texto actual o integrar nuevos elementos, pero añadió que Hollande quiere "verdaderas medidas" como "la consolidación del Mecanismo Europeo de Estabilidad" y la posibilidad de que este instrumento acuda "en consolidación de bancos en dificultades".