Siete científicos ganaron el jueves galardones por el descubrimiento de las zonas más lejanas del sistema solar, materiales diminutos y la complejidad del cerebro. Uno de los hallazgos sacó a Plutón de la lista de los planetas.

Los investigadores compartirán tres premios Kavli dotados con un millón de dólares, otorgados por la Academia Noruega de Ciencias y Letras en colaboración con la californiana Fundación Kavli y el Ministerio de Educación e Investigación de Noruega.

Los ganadores, anunciados el jueves en Oslo, recibirán sus galardones en esa ciudad el 4 de septiembre. Los premios, bienales desde el 2008, llevan el nombre del filántropo noruego Fred Kavli.

El premio de astrofísica es compartido por David Jewitt, de la Universidad de California en Los Angeles; Jane Luu, del Laboratorio Lincoln del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) en Lexington, Massachusetts, y Michael Brown, del Instituto de Tecnología de California, en Pasadena.

Fueron distinguidos por descubrir y describir el Cinturón de Kuiper, un disco formado por más de 70.000 cuerpos pequeños ubicado más allá de la órbita de Neptuno. Su trabajo "encabezó un gran avance en el entendimiento de la historia de nuestro sistema planetario", afirmó la academia.

Jewitt y Luu descubrieron el primer objeto del cinturón en 1992. El hallazgo de Brown en el 2005 de un objeto del mismo tamaño que Plutón pero con mayor masa hizo reconsiderar lo que constituye un planeta, y Plutón fue colocado en la categoría de "planeta enano".

El premio de neurociencia es compartido por Cornelia Bargmann, de la Universidad Rockefeller en Nueva York; Winfried Denk, del Instituto Max Planck para la Investigación Médica en Heidelberg, Alemania, y Ann Graybiel, del MIT en Cambridge.

Fueron galardonados por explicar los mecanismos básicos mediante los cuales el cerebro recibe información del medio ambiente y la procesa a fin de adoptar decisiones.

Bargmann ha sido pionero en el estudio de cómo los programas genéticos controlan los circuitos de las células cerebrales, dijo la academia. Denk desarrolló dos procedimientos clave para estudiar cómo las neuronas responden a las señales, mientras que Graybiel descubrió cómo aprende hábitos el cerebro.

Los circuitos estudiados por Graybiel probablemente desempeñan un papel en desórdenes como la esquizofrenia, el mal de Parkinson y la adicción, agregó la academia.

El tercer premio fue el de nanociencia, el estudio de materiales y estructuras extremadamente diminutas, menores que una sola bacteria.

El galardón fue para Mildred Dresselhaus, del MIT. La academia dijo que su trabajo ayudó a los científicos a entender cómo fluye la energía y se disipa en esos medios diminutos, permitiendo, por ejemplo, diseñar nuevas formas para recoger el calor perdido y usarlo con fines útiles.

___

En línea:

Premios Kavli: http://www.kavliprize.no