Al menos cuatro supuestos militantes de Al Qaeda y tres soldados yemeníes murieron ayer en enfrentamientos en la ciudad de Redaa, en la provincia de Al Baida, en el sur de Yemeninformó hoy el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Otros tres presuntos miembros de Al Qaeda resultaron heridos en los choques librados contra la Guardia Republicana yemení.

Los enfrentamientos se desencadenaron tras un ataque de supuestos terroristas a miembros de ese cuerpo apostados en la entrada noreste de Redaa, de los cuales cinco resultaron heridos.

Varios habitantes de la localidad dijeron a Efe que después de los combates las fuerzas del orden persiguieron a los agresores, que se refugiaron en la casa de un presunto dirigente de Al Qaeda, identificado como Nasr al Hatam.

Los soldados asaltaron la vivienda y causaron abundantes daños materiales, pero no consiguieron detener a los atacantes, que lograron escapar por una puerta trasera, agregaron los testigos.

Ayer, al menos 22 supuestos miembros de Al Qaeda y nueve soldados yemeníes perecieron en enfrentamientos y en un ataque aéreo en distintos puntos del sur del país.

Estos incidentes ocurren en el marco de la amplia ofensiva que el Ejército yemení comenzó el pasado día 12 para expulsar de Zinyibar, Yaar y otras localidades de la provincia meridional de Abian a los combatientes de Al Qaeda, que controlan varias ciudades desde hace un año.

Al Qaeda ha aumentado en los últimos meses su actividad en el Yemen aprovechando la situación de inestabilidad que vive el país desde que estallaran, en enero de 2011, las revueltas populares contra el mandatario Ali Abdalá Saleh, que en febrero pasado traspasó sus poderes a su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.