El tenis argentino vivió hoy una jornada pletórica en el polvo de ladrillo de Roland Garros, con victorias de Juan Mónaco, Eduardo Schwank y Leonardo Mayer, que se colocaron en tercera roda del Grand Slam de París, donde ya les espera Juan Martín del Potro.

El primero en certificar su victoria fue "Pico" Mónaco, que doblegó al checo Lukas Rosol por 7-6 (4), 6-0 y 7-6 (5) en poco más de dos horas.

El de Tandil, decimoquinto mejor tenista del mundo, comentó tras la victoria que se sintió bien físicamente y, salvo por alguna molestia esporádica, no se resintió del maltrecho tobillo que se lesionó en el torneo de Montecarlo del pasado mes de abril.

"Estoy mejor de salud y puedo competir a gran nivel", dijo Mónaco, que a sus 28 años se siente "más maduro, con más experiencia y más partidos jugados".

Su encuentro de hoy, con un igualado primer set, un segundo fácil y un tercero otra vez decidido al desempate, se desarrolló más o menos según el guión que había trazado el argentino.

"Sabía que iba a hacer un partido como el que se dio. Que no iba a haber mucho ritmo", porque Rosol, dijo, es un tenista de altibajos.

Mónaco se enfrentará a continuación contra el canadiense Milos Raonic (22), al que una lesión le impidió crecer como tenista ela temporada pasada pero que "este año está muy bien y tiene potencial para entrar en el top-10", analizó el argentino.

"Es un gran sacador", destacó Mónaco, que recordó que devolver bolas es una de sus especialidades.

"Me gusta restar, pero será difícil", comentó el de Tandil, que cree que la receta para sumar otra victoria pasa por dominar el partido y cansar a su rival.

El segundo argentino que logró hoy el pase a tercera ronda fue Schwank, que se impuso al germano Florian Mayer por 2-6, 6-3, 6-4 y 7-6 (4), y será el próximo rival del español Rafael Nadal, que aspira a levantar la Copa de los Mosqueteros por séptima vez.

El de Rosario, que accedió al cuadro masculino a través de la fase de clasificación, se apoyó en buen servicio, con un 82 por ciento de primeros saques convertidos, para gestionar con destreza los puntos importantes de su partido de segunda ronda.

Al acabar el encuentro, Schwank, que ocupa el puesto 192 del ránking de la ATP e igualó hoy su mejor registro en un Grand Slam, aseguró que tendrá que salir con espíritu ganador contra Nadal si quiere evitar una derrota indecorosa.

"Tengo que salir sí o sí a ganar el partido. Si no, me voy a comer un 6-0, 6-0 y 6-0. Hay que estar prendido al cien por cien", comentó el argentino, quien quiere disfrutar del duelo, que probablemente se disputará en la pista Philippe Chattrier.

"Estar jugando tercera ronda con Nadal es un buen premio. Voy a tratar de disfrutarlo", dijo Schwank, que nunca antes ha coincidido en la cancha contra Nadal, al que considera "el mejor jugador en tierra".

El tercero y último tenista argentino en colocarse en tercera ronda fue Leo Mayer, que registró una trabajada victoria contra el alemán Philipp Kohlschreiber por 7-6 (5), 7-4 (4) y 7-5, y se medirá ahora con el español Nicolás Almagro, número 13 del ránking.

El correntino tuvo que gestionar las fuerzas, jugar a arrebatos y tomarse descansos durante un partido más táctico que técnico.

"Es un partido largo, son batallas, no es normal jugar así. Vas jugando, te cansas, dejas que el otro ataque un poco, cuando te recuperas vuelves a la carga...", analizó al término del duelo.

Sobre su enfrentamiento con Almagro, Mayer avanzó que será un partido duro, de mucho músculo y bolas rapidísimas.

"Es un partido de palo y palo, a ver quién afloja antes. A ver quién está más fuerte", dijo.

En la jornada de mañana, el argentino Juan Martín del Potro se enfrentará contra Marin Cilic (21) en el tercer turno de juego de la pista 1, que abrirá a las 11.00 hora de París (10.00 GMT, 05.00 hora argentina) con el duelo entre el sudafricano Kevin Anderson y el checo Tomas Berdych, al que seguirá el encuentro entre la rusa Nadina Petrovaontra y la australiana Samantha Stosur.

Además, en la jornada de mañana saldrán a pista el suizo Roger Federer, que se enfrentará al francés Nicolas Mahut, y el serbio Novak Djokovic, emparejado contra el galo Nicolas Devilder.

Javier Albisu