El sobrecoste que tiene que pagar España por colocar sus bonos a diez años en comparación con los alemanes, que marca la prima de riesgo, continuaba hoy en 539 puntos básicos, su nivel máximo desde la creación del euro, con el interés del bono nacional en el 6,67 %.

Las dudas que despiertan la nacionalización de Bankia y el futuro de Grecia castigaron el miércoles al riesgo país español, que se anotó 30 puntos básicos y alcanzó los 539, el máximo desde la creación del euro, y también a la Bolsa española, cuyo indicador principal, el IBEX 35, cayó al mínimo en nueve años hasta 6.090 puntos.

Este nuevo máximo no lo paró el pequeño balón de oxígeno para España que llegó desde Bruselas, en forma de propuesta de prórroga de un año en el plazo para reducir el déficit público al 3 % del PIB a cambio de nuevas reformas y medidas de consolidación fiscal.

A primera hora, el interés del bono español se encontraba en el 6,67 %, frente al 6,66 % precedente, en tanto que el bono germano ofrecía un rendimiento del 1,28 % a los compradores de sus bonos, una centésima más alto que el 1,27 % de ayer.

Italia veía subir su prima dos puntos, hasta los 468, igual que Irlanda, que la colocaba en 613, al contrario que Grecia, que lograba rebajarla hasta los 2.884 frente a los 2.886 precedentes, y Portugal, que despertaba con un riesgo país de 1.063 puntos, dos menos que ayer.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban a esta hora a 544.170 dólares anuales, frente a los 544.240 dólares de la víspera.