La deuda neta del sector público brasileño en abril fue de 1,514 billones de reales (unos 757.000 millones de dólares), equivalente al 35,7 % del producto interior bruto (PIB), su menor nivel desde que el indicador comenzó a ser medido en 2001, informó hoy el Banco Central.

La deuda, que incluye las obligaciones del gobierno central, los gobiernos regionales y municipales y las empresas estatales, equivalía en marzo al 36,6 % del PIB, por lo que cayó casi un punto porcentual en sólo un mes.

El Banco Central atribuyó esa reducción principalmente a la devaluación del real este año frente al dólar, que ha vuelto a negociarse por encima de los 2,00 reales debido a la crisis internacional.

La apreciación del dólar aumenta automáticamente el valor de las reservas internacionales de Brasil, que son descontadas de la deuda pública bruta para poder calcular la neta.

Actualmente el valor de las reservas internacionales de Brasil es de 374.000 millones de dólares, cifra que supera el de la deuda externa del país.

El Banco Central también atribuyó la caída de la deuda neta a la reducción gradual de la tasa básica de interés, que es utilizada para corregir varios títulos del Gobierno.

El organismo emisor anunció ayer la reducción de la tasa básica al 8,5 por ciento anual, el mínimo registrado, una nueva medida para incentivar la economía y hacer frente a la crisis internacional.

El Banco Central informó igualmente hoy que el superávit fiscal primario acumulado en los primeros cuatro meses del año llegó a 60.212 millones de reales (unos 30.106 millones de dólares), un 5,05 por ciento superior al del mismo período del año pasado.

Ese valor también equivale al 43 por ciento de la meta de superávit primario que el Gobierno se impuso para el año, de 139.800 millones de reales (unos 69.900 millones de dólares).

El superávit primario es la diferencia entre los ingresos y los gastos de todo el sector público sin tener en cuenta lo destinado al pago de intereses de la deuda, que en los cuatro primeros meses del año consumieron 76.191 millones de reales (unos 38.100 millones de dólares).

Incluyendo el pago de intereses, Brasil acumuló en el cuatrimestre un déficit nominal de 15.979 millones de reales (unos 7.989,5 millones de dólares).

Brasil se esfuerza desde hace más de una década por alcanzar importantes superávits en sus cuentas públicas primarias y el año pasado consiguió uno equivalente al 2,26 por ciento del PIB.