La histórica nave espacial Dragon ha vuelto a la Tierra.

El vehículo de carga no tripulado fue sostenido por un paracaídas hasta posarse el jueves sobre el Océano Pacífico, seis horas después de partir de la Estación Espacial Internacional. Trajo consigo casi 635 kilos (1.400 libras) de equipo viejo.

La nave privada de SpaceX es la primera en traer una carga así desde que los transbordadores de la NASA fueron retirados de servicio el año pasado.

SpaceX guió el descenso de la Dragon a través de la atmósfera hasta el mar en aguas mexicanas. Una flotilla de buques se encontraba en el lugar, lista para recibir a la primera nave comercial del mundo en resurtir a la estación espacial.

Llevará algunos días transportar la cápsula en barcaza hasta Los Angeles. De allí será trasladada en camión hasta la fábrica de cohetes de SpaceX en Texas para retirarle la carga e inspeccionarla.