La inflación e los 17 países de la zona del euro cayó más que lo esperado en mayo, revelaron el jueves cifras oficiales — lo que pudiera aumentar expectativas en los mercados de que el Banco Central Europeo recorte las tasas de interés la semana próxima.

En su estimado inicial, Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, dijo que los incrementos del índice de precios al consumidor bajaron a 2,4% en mayo, comparado con 2,6% el mes previo. Los mercados esperaban que bajara a 2,5%.

Aunque la inflación aún está por encima del objetivo del banco central de menos de 2%, el BCE está bajo presiones para reducir su principal tasa de interés de 1% para ayudar a estabilizar la debilitada economía europea.

Si el banco recorta las tasas, será la primera vez en sus 13 años de historia que la principal tasa cae por debajo de 15.

Eurostat no dio razones para la baja en la inflación — más detalles van a ser proporcionados en junio. Sin embargo, se piensa que precios más bajos en los combustibles y la debilidad de la actividad económica son las causas.

Aunque cifras recientes mostraron que la eurozona en su conjunto se las arregló para registrar un crecimiento de cero en el primer trimestre, siete de los miembros del euro están en recesión, oficialmente definida como dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Existen grandes disparidades en el bloque, con Alemania consiguiendo un sólido crecimiento gracias a que sus exportaciones de alto valor continúan beneficiándose de la recuperación en el comercio global.

Otros países, especialmente aquellos en la avanzada de la crisis de la deuda — como Grecia, España e Italia — están sufriendo una contracción de sus economías, en momentos en que sus gobiernos toman drásticas medidas de austeridad para sanear sus finanzas.