Cuando la selección de Alemania viaje a Polonia para preparar su participación en la Eurocopa, dos de sus estrellas se van a encontrar en casa.

Miroslav Klose y Lukas Podolski nacieron en Polonia, pero crecieron en Alemania. Ambos decidieron hace mucho tiempo que defenderían los colores de su nación adoptiva, y lo han hecho con impresionante éxito.

Con un combinado de 209 partidos jugados por Alemania y 106 goles anotados, el par de delanteros jugará en Polonia y Ucrania junto con un equipo joven pero experimentado.

"Hemos estado juntos por cinco años, y siempre es especial jugar por Alemania", dice Podolski. "Tenemos un superequipo".

Klose cumplirá 34 años el día del debut de Alemania en el torneo, el 9 de junio, contra Portugal en Jarkiv. Alemania prefirió establecerse en la ciudad polaca de Gdansk, aunque sus tres cotejos de la fase de grupos se disputan en Ucrania.

Con 63 goles en 114 partidos, Klose está a sólo cinco de la marca histórica de 68 dianas de Gerd Mueller. Ha sido el ariete más prolífico bajo el mando del técnico Joachim Loew, pero el delantero del Lazio no ha jugado desde marzo por un desgarro en el muslo y aún está por verse si se recuperará a tiempo para el estreno.

"Jugar partidos de práctica es importante. Pero podría ser una mayor ventaja llegar a la Euro completamente descansado", dijo Klose. "No creo que deba preocuparme".

Klose ha participado en otros torneos importantes luego de haber sufrido lesiones, pero eso no le ha impedido hacerse patente y jugar bien... y anotar. Con 14 goles en Copas Mundiales, está a uno de la marca del brasileño Ronaldo. Klose tiene esperanzas de jugar el Mundial de Brasil 2014.

"Debido a mi vasta experiencia, sé cuándo y lo que tengo que hacer por mi cuerpo", insiste.

Loew también lo sabe, pero dice que aún está por verse si Klose puede ponerse en forma a tiempo para el primer partido. Y otra preocupación para Loew es la lesión del zaguero central Per Mertesacker. El jugador del Arsenal no ha actuado desde que se sometió a una cirugía en el tobillo en febrero.

Aunque Klose es el veterano del equipo, Podolski aún está por alcanzar su momento cumbre, si bien ya tiene 95 partidos con Alemania en su haber antes que el 4 de junio cumpla los 27 años.

Podolski dice que uno de los momentos más importantes de su carrera fue el partido entre Alemania y Polonia de la Euro 2008, cuando anotó los dos goles de la victoria germana por 2-0.

"He estado ya en muchos torneos, pero ese fue uno de los partidos especiales", dice Podolski, quien recientemente fichó con Arsenal.

Alemania no ha ganado un campeonato desde que consiguió su tercera corona de la Euro en 1996. Los alemanes fueron segundos en la Copa Mundial 2002, terceros en 2006 y 2010, y segundos en la Euro 2008.

Klose y Podolski no son los únicos jugadores con raíces foráneas. El padre del defensa Jerome Boateng es de Ghana, el mediocampista Sami Khedira tiene raíces tunecinas, y Mesut Oezil es de ascendencia turca. Los últimos dos han sumado su genialidad a los tradicionales valores alemanes, lo que hace del equipo de Loew un oponente más temible.

Ambos han ganado valiosa experiencia jugando en el Real Madrid y fueron jugadores clave para Alemania en la Copa Mundial 2010.

"Los españoles tienen un equipo fuerte, pero nos hemos acercado, nos hemos vuelto mejores", afirma Oezil. "Nuestro objetivo es ganar el título".

Alemania perdió ante España en la final de la Euro 2008 y en las semifinales de la Copa Mundial 2010, en ambas ocasiones por 1-0. Pero Alemania podría verse animada por el triunfo del Bayern Munich sobre el Real Madrid en la ronda semifinal de la Liga de Campeones.

Sin embargo, el éxito del Bayern alteró los meticulosos preparativos que suele tener Loew. Ocho de los jugadores de la selección militan en el Bayern y no fue después de la final, que perdieron ante Chelsea el 19 de mayo, cuando pudieron incorporarse al equipo.

"Tres semanas y media de preparación con el equipo completo hubiera sido lo idóneo", dico Loew. "Con un equipo joven, cada día de entrenamiento es importante, pero nuestros fundamentos son mucho más sólidos que antes. Los jugadores están más familiarizados con nuestra filosofía".