El ministro del Interior de Venezuela, Tareck el Aissami, indicó hoy que hasta ahora no han encontrado miembros de las FARC ni presencia de grupos armados en la zona fronteriza con Colombia desde que comenzaron a rastrear el área, hace diez días.

"Revisamos, no había absolutamente nada que indicara que haya presencia de grupos irregulares", indicó El Aissami hoy en declaraciones a periodistas, tras un acto de destrucción de pistas clandestinas en Riecito, a unos 45 kilómetros con la frontera de Colombia y en el estado fronterizo Apure.

"Estuvimos en cada coordenada que el Gobierno colombiano facilitó, desplegados, sigue la Fuerza Armada desplegada pero hasta ahorita no hemos encontrado ningún indicio que señale la presencia de grupos irregulares en nuestro territorio", indicó.

El ministro aseguró que "por supuesto" seguirán rastreando la zona porque las "operaciones militares para resguardo" de la soberanía se hacen "de manera constante" y no son esporádicas.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó el pasado día 21 la patrulla de la zona después de que su colega colombiano, Juan Manuel Santos, le llamara para informarle de que guerrilleros de las FARC habían supuestamente ingresado en territorio venezolano tras un enfrentamiento que dejó al menos 12 militares colombianos muertos.

Desde entonces, el Gobierno venezolano ha desplazado, según informó, 3.000 efectivos a la zona y ha detenido a diez colombianos que fueron entregados a las autoridades del vecino país para que verificara sus identidades.

El ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, ha asegurado que el frente 59 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene su escondite en Venezuela.

Los gobiernos de Venezuela y Colombia acordaron el pasado día 24 multiplicar los esfuerzos orientados a fortalecer la seguridad en la zona fronteriza tras una reunión en Caracas de los cancilleres de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, María Ángela Holguín.