El Consejo de Seguridad de la ONU aplaudió hoy el repliegue de las fuerzas de Sudán y Sudán del Sur de la disputada región petrolífera de Abyei, pero pidió a las autoridades de Jartum que también retiren de la zona a sus componentes policiales.

"La plena retirada también debe incluir a los miembros policiales y a los policías encargados de vigilar las instalaciones petroleras", dijo a la prensa el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador de Azerbaiyán ante la ONU, Agshin Mehdiyev.

Mehdiyev, que hoy concluye su mandato al frente del Consejo y cede mañana la presidencia de junio a China, leyó un comunicado acordado en el máximo órgano de decisión de la ONU, en el que, pese a acoger "con beneplácito" la retirada de las fuerzas de Sudán y de Sudán del Sur de Abyei, pide también el repliegue policial.

El comunicado del Consejo de Seguridad se emitió después de que sus quince miembros recibieran un informe sobre la situación en Sudán de la mano del subsecretario general de la ONU para las Operaciones de Paz, Hervé Ladsous, y del enviado especial de la ONU para Sudán, Haile Menkerios.

Ambos explicaron que la situación ha mejorado y confirmaron la retirada de las tropas, aunque reconocieron que sigue en la región personal policial que debe salir este viernes, aunque no hay fecha para los llamados "policías del petróleo", según explicó ante la prensa la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice.

"Es importante que Jartum concluya la retirada de la totalidad de sus elementos, incluidos los policías del petróleo", señaló Rice, quien alertó de que hay informaciones de que ha habido nuevos enfrentamientos en otras zonas, aunque la ONU no ha podido confirmarlos.

En su comunicado, el Consejo de Seguridad se mostró satisfecho ante la reanudación de las conversaciones en Adis Abeba entre ambos países y apremió a ambos a "aprovechar el ímpetu" logrado con la vuelta al diálogo "para cumplir con sus obligaciones" bajo la resolución 2.046 aprobada por sus quince miembros hace unas semanas.

El Ejército sudanés invadió la zona de Abyei en mayo de 2011 y echó a las fuerzas sureñas de esa zona, donde se desplegaron luego tropas etíopes en el marco de la misión de la ONU.

El máximo órgano internacional de seguridad expresó, sin embargo, su "grave preocupación" ante la situación humanitaria en la región de Kordofán del Sur y en el estado del Nilo Azul.

En las últimas semanas Sudán y Sudán del Sur han protagonizado frecuentes choques en zonas fronterizas cuya soberanía se disputan y que son ricas en petróleo.

Sudán del Sur nació como Estado independiente el 9 de julio de 2011 tras un referéndum celebrado bajo los auspicios de la comunidad internacional y después de un conflicto bélico contra el norte que se prolongó durante más de dos décadas.