Colo Colo fue sancionado a jugar dos partidos a puertas cerradas y otros dos sólo con sus abonados debido a desmanes cometidos por sus hinchas durante un reciente partido.

El castigo le fue aplicado por el tribunal de disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, ANFP, después que durante el partido entre el equipo más popular del país, pero con una de las barras más bravas, y Audax Italiano, un sector de los hinchas lanzó bombas de estruendo a la cancha.

El partido sufrió una prolongada interrupción y la policía desalojó el sector de las tribunas desde fueron lanzadas las bombas de ruido. Nadie resultó lesionado, pero las autoridades deportivas de acuerdo con una política de tolerancia cero aplicada por el gobierno contra las barras bravas denunciaron a Colo Colo ante el tribunal de disciplina.

Colo Colo eliminó a Audax Italiano por 3-1.

En fallo divulgado este jueves el organismo disciplinario aplicó la sanción, que afectará a Colo Colo durante los partidos de semifinal y eventualmente en la final en caso que el club llegue a esas instancias en el torneo de Apertura. Colo Colo está en semifinal y debería enfrentar a Universidad de Chile, que en el partido ida derrotó 3-0 a Cobreloa y es favorito para alcanzar esa fase.

Carlos Tapia, presidente de Colo Colo, señaló que el club no debiera ser sancionado "porque nosotros fuimos víctimas de una situación y con la nueva normativa las barras bravas no tienen ninguna relación con nuestro club".

El dirigente anunció que apelarán de la sanción.