El expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) acusó al periodista francés Roméo Langlois, entregado hoy por las FARC a una misión humanitaria después de un mes de cautiverio, de identificarse con el terrorismo.

"Langlois: Una cosa es la curiosidad del periodista y otra la identificación con el terrorismo", escribió Uribe en el primero de los dos mensajes de twitter que dedicó hoy al periodista, quien en un reciente documental acusó a su vez al expresidente de tener oscuros intereses en proyectos auríferos.

En su segundo mensaje, enviado una hora después que el anterior, señaló: "Langlois, qué hacía en Colombia, qué relación tenía con Farc? Algunos conocimos que usted sabe engañar".

Langlois, corresponsal del canal de televisión France 24 y el diario Le Figaro, fue capturado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 28 de abril en una zona del sur del país donde acompañó a policías y militares en una operación antidrogas para hacer un reportaje.

Las FARC lo liberaron hoy en la aldea de San Isidro, donde Langlois en sus primeras declaraciones habló del buen trato que recibió durante su cautiverio, como de "invitado", según dijo.

Además pidió al Ejército que siga llevando a periodistas a las zonas de combate y que también "haya periodistas que vayan con la guerrilla, como una forma de cubrir el conflicto armado que sacude Colombia desde todos los ángulos".

En uno los documentales realizado por Langlois en Colombia, el titulado "Pour tout l'or de Colombie" ("Por todo el oro de Colombia"), que fue exhibido la pasada semana en Bogotá, se alude a Uribe y a varios de los que fueron sus ministros.

El filme trata el caso de la mina El Silencio, situada en la población de Segovia y una de las mayores de Colombia, y se denuncia que durante la administración de Uribe se ocultó a los trabajadores que la mina les pertenecía en virtud de una concesión de la antigua empresa explotadora, que quebró.

Pocas semanas antes de dejar el cargo Uribe, el Estado vendió la explotación a la compañía canadiense "Colombia Gold Company", que hoy tiene en su organigrama a varios excolaboradores del expresidente.