Algunos viajeros buscan la comodidad acostumbrada de los hoteles de cadenas conocidas que ofrecen todos las mismas amenidades, ya sea que se esté en Manhattan o en Ciudad de México.

Otros, en cambio, prefieren ir detrás de lo inusual en sus viajes. Buscan hoteles que ofrezcan un diseño no convencional o actividades singulares que no se encuentran en otros sitios.

En América Latina abunda lo raro y lo maravilloso. Desde un hotel construido de sal hasta uno íntegramente móvil, estos son los hoteles que ofrece esta región para probar una vez en la vida.

Hotel Costa Verde, Manuel Antonio, Costa Rica

Posiblemente ya no lo satisfaga ni un asiento de primera clase en el vuelo de regreso tras su estadía en el Hotel Costa Verde, con vistas del Océano Pacífico desde su atalaya en la selva. La habitación más inusual del hotel es un avión Boeing 727 de 1965, totalmente reciclado, cuyo interior ha sido convertido en una suite de dos dormitorios. El fuselaje del avión descansa sobre un pedestal de 50 pies (unos 15 metros), lo cual hace sentir que uno está en vuelo. En el exterior del avión se ha construido un balcón que va de un ala a la otra, para que el visitante pueda disfrutar de la vista al mar.

Los propietarios del Hotel Costa Verde han transportado las piezas del avión en cinco grandes camiones con acoplado y han remodelado por completo el interior, con revestimiento de madera de teca y muebles y accesorios nuevos.

Le Blanc Spa Resort, Cancún, México

Visto de afuera, Le Blanc Spa Resort en Cancún luce como un típico hotel de lujo, ya que nada indica que en el interior pueda haber algo inusual. Pero visite el spa, y se encontrará con la opción de recibir uno de los tratamientos más extraños que el mundo del spa ha ideado: la exfoliación y el micromasaje con el “pez doctor”. También se ofrece pedicuría a cargo de pececillos.

El pez llamado garra rufa, popularmente conocido como “pez doctor”, proviene de Turquía, pero los spas asiáticos vienen ofreciendo tratamientos con estos peces desde hace varios años. Ahora, ese tratamiento ha llegado a México. Al mordisquearle y succionarle la superficie del cuerpo, el pez elimina las células de piel muertas y promueve el crecimiento de piel nueva y sana. Akilah McConnell, quien ha recibido el tratamiento, dice que el pez doctor es sorprendente: “Me dejó los pies tersos como las nalguitas de un bebé” afirmó.

Palacio de Sal, Uyuni, Bolivia

Probablemente haya oído hablar de las famosas salinas bolivianas, un popular destino turístico. El Palacio de Sal ha tomado la sal y la ha transformado en un “hotel de concepto” en el que todo —incluido el mobiliario—está hecho de sal. Hasta el campo de golf del hotel es de sal.

El Palacio de Sal, que fue erigido en 1998 y cuenta con 16 habitaciones construidas en forma de iglúes, se ha autodenominado el primer hotel de sal del mundo. Incluso el restaurante del hotel se especializa en un menú basado en sal. La gran atracción es el concepto novedoso de un hotel de sal y también su proximidad con las salinas.  

Hotel Las Torres, Torres del Paine, Chile

El hotel en sí no tiene nada de raro: es una de las muchas opciones de hotel estilo cabaña que se encuentran dentro y alrededor del espectacular y hermoso Parque Nacional Torres del Paine. Lo que lo distingue, sin embargo, es que ofrece una opción particularmente interesante para el viajero que no quiere descansar durante sus vacaciones.

Los huéspedes que se animen al reto pueden inscribirse para participar en la carrera anual de resistencia ecuestre, que en 2013 entrará en su noveno año. La carrera cuenta con tres categorías: 40, 80 y 100 kilómetros. El hotel se ocupa del el alojamiento, los traslados y otras actividades para quienes desean participar en la carrera.

Exploranter Overland Hotel, Brasil

A este hotel rodante solamente se puede acceder fletándolo en forma de chárter… así que reúna a 28 amigos para una travesía inolvidable. La base de operaciones para el Exploranter Overland Hotel, que es un camión con remolque convertido en un vehículo con asientos y literas, se encuentra en São Paulo, pero los huéspedes pueden elegir para el viaje entre una variedad de rutas y temas que ofrecen los escenarios más espectaculares de América del Sur.

El hotel móvil no ofrece exactamente toda la comodidad de un hogar, ya que el Exploranter es básicamente una casa rodante glorificada. Pero sí hay baños y una cocina a bordo, y cuando al final del día el camión para, se despliega un gran dosel para crear comedores y salas de estar al aire libre, lo que hace que la vacación sea confortable y divertida para una familia o grupo.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino

Lea más en FoxNewsLatino