Agentes de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas incautaron 1.200 kilos de marihuana en diversos incidentes del fin de semana largo, se informó el miércoles.

Dos vehículos cargados de droga que fueron abandonados permitieron confiscar marihuana por un valor superior a 6,3 millones de dólares, según los investigadores.

El alijo mayor fue hallado el viernes por la noche cerca de Las Casitas. Los agentes advirtieron que se cargaba marihuana en un camión a orillas del río Bravo. Pudieron capturar el vehículo, pero el conductor huyó.

La patrulla dijo que se incautó de más de 700 kilos de droga en ese incidente.

En otro operativo el viernes, los agentes confiscaron unos 550 kilos en una SUV abandonada junto al río. Los ocupantes del vehículo cruzaron el río a la orilla mexicana.