La compañía espacial SpaceX anunció hoy un acuerdo con el operador internacional Intelsat para lanzar un satélite en su potente cohete Falcon Heavy.

Se trata del primer contrato comercial para el cohete de gran capacidad de SpaceX, según informó la compañía en un comunicado, en el que señala que el Falcon Heavy es el cohete más potente del mundo sólo superado por el lunar Saturno V, que fue dado de baja.

El cohete se compone de tres núcleos de nueve motores, que se utilizan como primera etapa y tiene una capacidad de 53 toneladas, una cifra que supera la carga máxima de un avión Boeing 737-200 con 136 pasajeros.

Su misión será llevar un satélite de comunicaciones de Intelsat a la órbita de transferencia geoestacionaria, una órbita intermedia entre la órbita baja terrestre y la órbita geoestacionaria, aunque todavía no se ha especificado la fecha.

"SpaceX está muy orgulloso de contar con la confianza de Intelsat, líder en el sector de los servicios de comunicaciones por satélite", señaló en un comunicado el fundador de SpaceX y jefe de diseño, Elon Musk.

Por su parte, el jefe de tecnología de Intelsat, Thierry Guillemin, señaló que las capacidades de este vehículo de transporte ofrece más oportunidades al sector privado y destacó que el éxito de los nuevos participantes en la industria espacial comercial "reduce el riesgo en nuestro modelo de negocio".

Intelsat ha exigido una serie de normas y requisitos técnicos de vuelo y ambas compañías trabajarán estrechamente para "completar las rigurosas pruebas de vuelo antes de su lanzamiento".

Los términos económicos de la operación no se han revelado.

SpaceX diseña, fabrica y lanza cohetes y naves espaciales, como la cápsula Dragon que se convirtió en el primer vehículo comercial en realizar una misión de abastecimiento a la Estación Espacial Internacional (EEI).