Al menos tres libaneses resultaron hoy heridos por disparos efectuados por soldados sirios, que capturaron, asimismo, a otras dos personas en zonas fronterizas con Siria del norte del Líbano, informaron a Efe fuentes policiales.

Los heridos fueron alcanzados en el área libanesa de Wadi Jaled, donde está concentrado el mayor número de refugiados sirios en este país, que ascienden a 26.000, según ACNUR.

Los soldados sirios capturaron, además, a dos libaneses en la aldea de Abudieh, también en el norte, añadieron las fuentes de seguridad libanesas.

En respuesta a este incidente, el tercero de este tipo esta semana, los habitantes de Abudieh están cortando los caminos con neumáticos ardiendo.

Ayer, martes, dos libaneses -madre e hijo- murieron por disparos de soldados sirios en una zona fronteriza del este del Líbano, mientras que otros tres resultaron heridos en otro incidente ocurrido en la localidad libanesa de Qaaa, en Wadi Baayun.

El pasado lunes, un libanés falleció, otro resultó herido y un tercero fue capturado por militares sirios en la aldea de Kfarkuk, en la región oriental libanesa de Rachaya.

Este tipo de incidentes se han hecho frecuentes desde que comenzaron las revueltas populares contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011.

Siria acusa a "grupos terroristas" de organizar desde el Líbano ataques contra sus tropas y enviar armas a los insurgentes. Ambos países tienen una frontera común de 330 kilómetros, cuya demarcación hasta ahora no ha sido acordada.