El presidente ruso, Vladímir Putin, abordará la situación en Siria durante sus reuniones el 1 de junio con la canciller alemana, Angela Merkel, y su colega francés, François Hollande, informó hoy el Kremlin.

Putin efectuará el viernes dos breves visitas a Alemania y Francia a invitación de los mandatarios de ambos países, en su primera gira exterior desde que asumiera el cargo el pasado 7 de mayo.

Rusia mantiene invariable su postura de oposición a la intervención militar extranjera en Siria, pese a la reciente matanza ocurrida en la localidad siria de Hula, que ha sido condenada por toda la comunidad internacional, según las agencias rusas.

Al respecto, el Gobierno alemán adelantó hoy que durante su reunión con el líder ruso Merkel le llamará a sumarse a las presiones internacionales sobre Siria para la búsqueda de una solución política, pero no de una intervención militar.

Merkel, quien mantiene desde hace años una estrecha relación de trabajo con Putin, sigue apostando "por una solución política", añadió la fuente.

Mientras, Hollande sorprendió aseguró hoy que "la intervención armada no está excluida, siempre que se haga mediante una decisión del Consejo de Seguridad".

"Hay que convencer a China y a Rusia", apuntó en una entrevista por televisión.

Hollande, quien reconoció que lo deseable sería no llegar a ese extremo y "encontrar otra solución", desveló que transmitirá a Putin su deseo de endurecer las sanciones contra el régimen sirio de Bachar al Asad.

Rusia "es junto con China el más reticente a las sanciones. Hay que convencerla de que no se puede dejar que Asad masacre a su pueblo", señaló

La Cancillería rusa aseguró hoy que vetará cualquier iniciativa sobre una intervención militar extranjera que sea remitida al Consejo de Seguridad de la ONU.

"Siempre hemos dicho que estamos categóricamente en contra de cualquier injerencia en el conflicto sirio, porque esto sólo agravaría la situación y tendía consecuencias imprevisibles tanto para Siria como para toda la región", declaró Guennadi Gatílov, viceministro de Exteriores, a la agencia Interfax.

Gatílov considera que "hay que dar una oportunidad a la realización del plan de paz de Kofi Annan y es importante que todos los jugadores externos, incluidos nuestros socios occidentales, influyan de la manera oportuna en la oposición".

Además, el portavoz de la Cancillería calificó hoy de "contraproducente" para la resolución del conflicto sirio la expulsión de los embajadores de Damasco de la mayoría de los países occidentales como protesta por la matanza de Hula.