Un médico pakistaní que ayudó a la CIA a localizar a Osama bin Laden fue sentenciado a 33 años de prisión por presuntamente conspirar con un comandante extremista islámico, no por sus lazos con la agencia estadounidense de espionaje.

Una copia del veredicto obtenida por The Associated Press aumenta las interrogantes sobre el trato de Pakistán al doctor Shakil Afridi.

El fallo mencionó pruebas no específicas de que Afridi "actuó" con organismos extranjeros de espionaje, pero aclaró que las acusaciones relacionadas con ese aspecto no podían ser consideradas porque el tribunal carecía de jurisdicción.

Afridi fue sentenciado la semana pasada en un tribunal tribal. Pocos detalles fueron dados a conocer sobre el veredicto, pero los funcionarios nada dijeron para desmentir la convicción general de que fue castigado por ayudar a la CIA.

El documento de cinco páginas, reportado inicialmente por el diario pakistaní Dawn, dijo que Afridi fue declarado culpable de conspirar con el extremista Mangal Bagh.

La familia de Afridi dice que es inocente y apelará el fallo, aunque indicó que no había visto aún el veredicto del tribunal. Se negó a comentar su relación con la CIA. El juicio tuvo lugar en la remota región tribal fronteriza con Afganistán. Un funcionario político, en consulta con los notables de las tribus, falló el caso en secreto.

Estados Unidos ha pedido a Pakistán que libere a Afridi, y su castigo ha pasado a ser otro punto de discordia en las ya fracturadas relaciones entre los dos países. El ejército paquistaní quedó indignado por la operación unilateral que realizaron los comandos de la armada estadounidense que mataron a bin Laden en mayo del 2011 por considerarla una violación de su soberanía nacional. Bin Laden se ocultaba en un refugio situado a corta distancia de una de las principales bases militares de Pakistán.

Afridi regentó una campaña de vacunación gratuita por encargo de la CIA para recoger muestras de sangre de la familia de bin Laden en su refugio de Abbottabad, en el que los comandos de la armada mataron al líder de al-Qaida. No quedó en claro si logró su propósito, aunque las autoridades estadounidenses dijeron públicamente que colaboró en la localización de bin Laden.