El mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, telefoneó hoy al exgobernador de Massachusetts Mitt Romney por haber alcanzado ya la cifra de delegados necesarios para obtener la nominación oficial como candidato a la Presidencia estadounidense por el Partido Republicano.

Según informó el equipo de campaña de Obama en un comunicado, el presidente dijo a su rival que espera "con interés un debate importante y saludable sobre el futuro de Estados Unidos" y deseó a Romney y a su familia que les fuera bien a lo largo de la campaña electoral.

El exgobernador de Massachusetts se convirtió ayer matemáticamente en el candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., al superar con su triunfo en las primarias de Texas los 1.144 delegados necesarios para lograr la nominación.

La nominación de Romney no se hará oficial hasta la Convención Nacional republicana que tendrá lugar a finales de agosto en Tampa (Florida), pero los delegados que alcanzó en Texas le permitieron superar un umbral que, en la práctica, le garantiza la designación por su partido.

Romney se ha asegurado la candidatura dentro del ciclo de primarias mucho más tarde que los últimos contendientes de su partido, aunque antes que Obama, quien, en el anterior ciclo de 2008, no se confirmó como candidato demócrata hasta junio.