El ex gobernante brasileño Luiz Inácio Lula da Silva entrará "de lleno" en la campaña para las elecciones municipales de octubre próximo, afirmó hoy el presidente del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao.

"Viajará en la medida que pueda por el país y participará en los espacios de televisión" de todos los candidatos del PT, dijo Falcao en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, en la que indicó que la única limitación de Lula será su salud, pues aún se recupera de un cáncer de laringe que le fue detectado el año pasado.

El PT, fundado por Lula y al que pertenece también su sucesora y actual presidenta, Dilma Rousseff, se propone en esas municipales "mantener" las 558 alcaldías que gobierna, "recuperar las perdidas" en las elecciones de 2008 y "sumar en las ciudades estratégicas", que son aquellas con más de 50.000 habitantes, dijo Falcao.

Entre esas últimas, el presidente del PT situó como "la prioridad de todas las prioridades" ganar la Alcaldía de Sao Paulo, la ciudad más poblada y el corazón financiero e industrial del país.

El municipio paulistano está desde 2005 en manos de la oposición, que para las elecciones de octubre próximo presentará como candidato al socialdemócrata José Serra, quien ya fue alcalde de la ciudad, gobernador del estado de Sao Paulo, ministro y dos veces candidato presidencial.

El PT, aunque aún no lo ha oficializado, postulará al exministro de Educación Fernando Haddad, quien en las últimas encuestas aparece con una intención de voto que no llega al 10 por ciento, contra el 30 por ciento de apoyo que se le atribuye a Serra.

Según Falcao, las grandes bazas del PT en esas elecciones serán "el prestigio enorme" de Lula, quien dejó el Gobierno en enero del 2011 con una popularidad del 80 por ciento, y la "fuerte aprobación" de la gestión que desde entonces desempeña Rousseff.

Falcao también señaló que el PT, considerando la particularidad propia de cada ciudad, pretende diseñar un programa único para sus candidatos a alcalde.

Las bases del programa serán, según explicó, el fortalecimiento de la democracia a través de la participación popular y la solución de los problemas de transporte, salud pública, educación y seguridad ciudadana, que son comunes a la enorme mayoría de las ciudades del país.