La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirmó hoy que solo el crecimiento económico basado en la inversión y la innovación permitirá promover la igualdad y la redistribución de los recursos en el Caribe.

"Proponemos una estrategia de crecimiento económico que priorice el cambio estructural con énfasis en inversión, integración e innovación, así como el fortalecimiento de la acción pública para redistribuir recursos y promover la igualdad", señaló hoy Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, con sede en Santiago de Chile.

En un mensaje enviado a los participantes de la segunda Mesa sobre el Desarrollo del Caribe, que se desarrollará este jueves, en Georgetown, Guyana, Bárcena dijo que el papel de la integración se ha vuelto aún más urgente, si se toman en cuenta los continuos desafíos a la economía global.

En ese sentido, hizo un llamado a redoblar esfuerzos en la implementación de acuerdos regionales que permitan a los países del Caribe beneficiarse mutuamente.

Organizada por la sede subregional de la Cepal para el Caribe, en colaboración con la oficina de la Presidencia de la República de Guyana, la mesa se centrará en "la política macroeconómica para la transformación estructural y la protección social de los Estados pequeños".

Representantes gubernamentales, sector privado, organismos internacionales y sociedad civil dialogarán sobre cómo, a pesar de sus limitaciones fiscales, los Estados pequeños pueden impulsar una mayor diversificación económica, mejorar su acceso a fuentes de financiación y fortalecer los sistemas de protección social.

Bárcena informó que la caída de los ingresos por turismo y los servicios financieros a distancia, como resultado de la reciente crisis económica mundial, ha puesto en evidencia algunas debilidades estructurales entre las economías del Caribe, como la falta de diversificación de las exportaciones y la dependencia de un número reducido de mercados.

Comentó que "la búsqueda de nuevos mercados y de relaciones comerciales consistentes con las novedosas dinámicas emergentes es un aspecto importante en cualquier nueva agenda de cooperación multilateral".

Enfatizó que los convenios comerciales deben aprovecharse no sólo para beneficiar a los mercados sino también para favorecer la transferencia de tecnología, la inversión y la capacitación.

Indicó que la segunda Mesa sobre el desarrollo del Caribe constituye una oportunidad para ayudar a fortalecer la relación entre América Latina y el Caribe y aprovechar, a manera de ejemplo, la reciente experiencia latinoamericana de respuesta y recuperación de la crisis financiera y las lecciones aprendidas sobre las oportunidades para los mercados, el capital y la transferencia de tecnología.

Bárcena también destacó la importancia de atender y reducir la vulnerabilidad del Caribe a los desastres naturales y de construir desde el sector público la capacidad para redistribuir los recursos y promover la equidad, protegiendo principalmente a las poblaciones más endebles.

"Cuando existe una reducción de recursos, la financiación de programas de apoyo social debe ser más específico y mejor gestionado para ofrecer un apoyo real a los más vulnerables", dijo.

"La Cepal sugiere que la igualdad, el crecimiento económico y la sostenibilidad del medio ambiente van de la mano, se apoyan y se refuerzan mutuamente.

Los resultados de la segunda Mesa sobre el Desarrollo del Caribe serán presentados al Comité de Desarrollo y Cooperación para el Caribe (CDCC).