La Comisión Europea concluyó hoy que Hungría ha tomado las medidas adecuadas para reducir su déficit excesivo, por lo que solicita que se retire una sanción impuesta al país que suponía suspender la concesión de hasta 495 millones de euros de fondos de cohesión.

"Hungría ha tomado medidas adecuadas para corregir el déficit", indicó en rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, quien explicó que por ese motivo la CE ha decidido proponer al Consejo que acabe con la suspensión de fondos de cohesión.

La Unión Europea había impuesto esa sanción a Hungría por desobedecer reiteradamente las advertencias de Bruselas sobre la necesidad de que tomase medidas correctivas del déficit

En 2011, el déficit húngaro se situó oficialmente en el 3,6 %, pero Bruselas consideró que la cifra respondía a la inclusión de elementos excepcionales en el cálculo y de medidas puntuales que esconden un déficit que habría alcanzando el 6 % el año pasado.

La suspensión de fondos estaba previsto que se materializase en enero de 2013, pero no llegará a ejecutarse si los Estados miembros respaldan la propuesta de hoy de la Comisión.

La Comisión considera que Hungría alcanzará su objetivo de reducción de déficit del 2,5 % del PIB este año y que en 2013 mantendrá el nivel suficientemente por debajo del 3 % que marca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) como referencia.

Bruselas no ha sugerido, no obstante, la cancelación del procedimiento por déficit excesivo de Hungría debido a que aún está demasiado cerca del límite máximo permitido y prevé que se mantenga por debajo debido más bien a medidas coyunturales que a verdaderas reformas estructurales.

"Esto significa que la incertidumbre sobre un déficit más elevado aún es significativa", recalca la CE en un comunicado, en el que explica que seguirá de cerca la evolución de Hungría, que ha estado bajo procedimiento desde que accedió a la UE en 2004.

La CE también anunció hoy que Alemania y Bulgaria han corregido su déficit de manera sostenible, por lo que se cancelarán los procedimientos por déficit excesivo abiertos contra ellos.

En la actualidad, la UE mantiene procedimientos con todos los Estados miembros excepto Estonia, Finlandia, Luxemburgo y Suecia.