El Gobierno nipón pidió hoy al embajador sirio en Tokio que abandone el país, según confirmó a Efe el ministerio de Asuntos Exteriores de Japón.

Según indicó un portavoz ministerial, el responsable de Asuntos Exteriores de Japón, Koichiro Gemba, ha llamado personalmente al embajador sirio para pedirle que se vaya lo antes posible del país, en respuesta a los continuos ataques llevados a cabo contra civiles por parte del régimen de Bachar al Asad.

Japón ha actuado en línea con los países occidentales que ayer comenzaron a expulsar a los embajadores sirios de sus legaciones.