El Ministerio iraquí de Petróleo abrió hoy un concurso internacional para invertir en doce yacimientos petroleros y gasísticos, de los que solo uno fue adjudicado, con el objetivo de aumentar la producción del país árabe.

En un acto celebrado en Bagdad, el ministro iraquí del Petróleo, Abdel Karim al Laibi, indicó que 47 compañías internacionales de 25 países participaron en esta primera ronda de licitación, que prosigue mañana, jueves.

Entre los países figuran Japón, Rusia, Reino Unido, Francia, Italia, Holanda, India, Corea del Sur, Turquía, Suiza, Indonesia, Malasia, Pakistán y Egipto.

Las autoridades iraquíes han presentado a concurso cinco campos petroleros y siete de gas, situados en distintas provincias como Diyala (este), Nínive (norte), Nayaf (sur), Al Qadisiya (sur) y Basora (sur).

Solo el consorcio de compañías de Kuwait (Kuwait Energy), Emiratos Árabes Unidos (Dragon) y Turquía (TPAO) firmó con las autoridades iraquíes un acuerdo para invertir en el área de prospección petrolera número 9 de Basora, cerca de la frontera con Irán.

Por su parte, el grupo integrado por empresas de Rusia, Vietnam y el Reino Unido no lograron adjudicarse la licitación de una área de prospección entre las provincias de Al Nayaf y Al Muzana, en el sur de Irak.

Al Laibi destacó en un discurso que los objetivos de esta nueva licitación internacional es entrar en la industria y producción del gas para satisfacer la demanda local y exportar el superávit.

"Esperamos que Irak se convierta en un país exportador de gas", subrayó el ministro, quien indicó que otra razón es aumentar las reservas de crudo.

Además, Al Laibi reveló que con los nuevos contratos que salen a concurso se pretende que la producción petrolera iraquí alcance los 60 millones de barriles diarios en los próximos 20 años.

El ministro iraquí recordó que en menos de un año y medio después del cumplimiento de contratos de licitaciones pasadas, Irak logró incrementar su producción de crudo en más de medio millón de barriles diarios.

A la ceremonia de hoy, la cuarta tanda de licitaciones desde 2009, también asistió el viceprimer ministro para Asuntos de Energía, Husein al Shahrastani, además de varios diputados, gobernadores y representantes de empresas petroleras extranjeras.