Patrice Wolfson tuvo dudas sobre sus sentimientos ante la posibilidad de no ser ya la dueña del último caballo que había ganado la Triple Corona. No estaba segura de que alguno de los 11 caballos que intentaron unirse antes a Affirmed en el pináculo del hipismo tuvieran los merecimientos suficientes.

Ninguno de ellos tuvo éxito para completar la serie de triunfos en el Derby de Kentucky, Preakness y Belmont Stakes. Así, Affirmed quedó como el undécimo y último caballo que ha logrado la hazaña, en el lejano 1978.

Ahora, Wolfson y otros miembros de este exclusivo club aseveran que están listos para dar la bienvenida a un nuevo integrante. Y se muestran impresionados por I'll Have Another, que tratará de ganar la carrera más antigua y larga de la serie, Belmont, que celebrará su edición número 144 el 9 de junio.

Wolfson dijo que I'll Have Another le recuerda "un poquito" a Affirmed, porque le encanta correr y provoca emociones en el público.

"Parece que él sería un buen sucesor si lo logra", dijo Wolfson el miércoles. "Quizás ha llegado el momento. El hipismo necesita un caballo que provoque muchas emociones, y éste puede hacerlo. Puede ser muy emocionante".

I'll Have Another superó en los últimos 100 metros (yardas) a Bodemeister, que había llevado la punta desde el comienzo de la carrera, para ganar el Derby de Kentucky. Dos semanas después, el potro castaño rebasó a Bodemeister, también a unos metros de la meta en Preakness, para ganar por una cabeza.

Affirmed y el jockey Steve Cauthen tuvieron también triunfos apretados. Derrotaron a Alydar por un largo y medio en el Derby, pero se apuntaron la victoria en Preakness por una cabeza sobre el mismo rival.

Ambos caballos protagonizaron uno de los mejores duelos de este deporte en Belmont, sobre una distancia de milla y media (2,4 kilómetros).

Affirmed se adelantó apenas una cabeza en la meta, con lo que se convirtió en el segundo ganador consecutivo de la Triple Corona. Seattle Slew lo había logrado un año antes.

Penny Chenery fue dueña de Secretariat, que barrió la serie en 1973 y rompió una sequía de 25 años sin ganadores de la Triple Corona.

"Creo que I'll Have Another puede lograrlo"opinó Chenery, que tiene actualmente 90 años.

A diferencia de Secretariat, que tenía su establo en Belmont, I'll Have Another viene de California, junto con su entrenador Doug O'Neill y el jockey mexicano Mario Gutiérrez. Nunca han corrido en el Belmont Park.

O'Neill buscó los consejos del entrenador Billy Turner, sobre cómo correr en esta pista. Turner dijo que el californiano de 44 años quiso saber todo, desde la capa profunda de arena que cubre la pista hasta el personal que está en el arrancadero.

"Me impresionó. Me hizo las preguntas correctas", dijo Turner. "Es muy astuto y no se le escapa nada. Se está tomando en serio esto".

Cauthen dijo que apoya a Gutiérrez, de 25 años. El jockey mexicano tiene siete años más de los que Cauthen contaba cuando alcanzó su proeza, hace 34 años.

"Admiro su confianza, su actitud relajada y su gratitud por la situación en que se encuentra", manifestó.