La inyección de capital del Estado en el banco español Bankia, recientemente nacionalizado, no se pagará con títulos de deuda, sino en efectivo, con el dinero recaudado mediante subastas tradicionales del Tesoro, confirmaron hoy a Efe fuentes gubernamentales.

Se descarta así la opción que se barajaba de que el Estado pague a Bankia el rescate con títulos de deuda, que posteriormente la entidad podría utilizar como garantía ante el Banco Central Europeo (BCE) para obtener liquidez.

El diario británico Financial Times publica hoy que el BCE habría prohibido esta última opción al Ministerio español de Economía, aunque las mismas fuentes negaron que se haya solicitado a la autoridad monetaria la aprobación del plan de rescate de Bankia.

El banco pidió el viernes pasado al Estado una ayuda pública de 19.000 millones de euros, que se sumarán a los 4.465 ya inyectados, para completar su saneamiento, en lo que supone el rescate más caro de la historia financiera de España.