El príncipe de Asturias ha abogado hoy por estrechar las relaciones con Portugal en la primera jornada de su visita al país, en la que se ha reunido con sus primeras autoridades y un grupo de destacados jóvenes creadores y emprendedores lusos.

"El alcance de nuestros intercambios culturales, educativos, económicos, comerciales y políticos no ha dejado de ampliarse" ha afirmado Felipe de Borbón al exaltar el "hermanamiento hispano-portugués" en un discurso ante la colectividad española en Lisboa.

"En estos tiempos de crisis debemos esforzarnos por conseguir que esos intercambios se consoliden e incluso sigan creciendo", ha resaltado el príncipe en la primera de sus cuatro intervenciones públicas previstas en este viaje.

Tras la ceremonia en el imponente monasterio de los Jerónimos, la pareja real fue escoltada por la guardia presidencial a caballo hasta el cercano palacio de Belém, donde hubo una reunión de trabajo con el presidente luso, Anibal Cavaco Silva.

El jefe de Estado portugués les ofreció después un almuerzo al que estaban invitados 21 de los más jóvenes valores de Portugal, la mayoría coetáneos de los príncipes, que han destacado dentro y fuera del país con sus creaciones, proyectos y empresas.

Entre ellos estaban Francisco María Balsemao, de la asociación de jóvenes empresarios lusos; la escultora Joana Vasconcelos; Luis Onofre, un exitoso fabricante de calzado; el cocinero Jose Avilez; Claudia Goya, responsable de Microsoft en Portugal; y Joana Carneiro, directora musical de la orquesta de Berkeley (EEUU).

Tras los actos en la presidencia de la República, Felipe y Letizia visitaron el palacio de Sao Bento, sede del poder legislativo luso, donde fueron recibidos por los líderes parlamentarios y departieron con varios diputados de la Asamblea de la República y su presidenta, Asuncao Esteves.

Después del encuentro con los legisladores, durante la recepción en el palacio de Palhavá, sede de la embajada española en Lisboa, el heredero de la Corona española ha resaltado la contribución de la comunidad hispana en Portugal al desarrollo de los dos países.

Con numerosos españoles y personalidades de la sociedad lusa entre los invitados, Felipe de Borbón ha resaltado en su discurso el crecimiento de la colonia española en Portugal, sobre todo por la incorporación de directivos a empresas establecidas en suelo luso.

"Con vuestra actividad profesional y empresarial contribuís al desarrollo de nuestras respectivas sociedades", ha subrayado el Príncipe, que ha brindado "un homenaje cálido y de gratitud" a los residentes españoles por su ayuda a estrechar lazos de afecto y amistad con un país tan querido como Portugal.

Felipe de Borbón ha recordado las "muchas veces" que ha visitado Portugal y el "aprecio muy grande" que tiene por este país, con el cual su familia "ha tenido y tiene una estrecha relación desde hace muchos años".

En el acto de Palhavá, en el que los príncipes han charlado con los invitados lusos y españoles, Felipe de Borbón ha expresado también un reconocimiento a las instituciones de la colectividad española que contribuyen a articularla y ha hecho mención de varias de ellas, como el Instituto Español y el Instituto Cervantes.