Benedicto XVI afirmó hoy que los acontecimientos de los últimos días en el Vaticano, la detención de su mayordomo por robar documentos reservados, le ha producido "tristeza" y que algunos medios de comunicación han ofrecido una imagen de la Santa Sede que no corresponde con la realidad.

El Pontifice hizo estas manifestaciones ante varias decenas de miles de personas que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano a la audiencia pública de los miércoles.

El Obispo de Roma, sin citar directamente el arresto de su mayordomo, Paolo Gabriele, por el robo y filtración de documentos reservados enviados al Pontífice, dijo que lo ocurrido "ha llenado de tristeza" su corazón.