El emperador de Japón, Akihito, recibió hoy en el Palacio Imperial de Tokio al presidente de Paraguay, Fernando Lugo, en una reunión "muy cordial" en la que le agradeció la colaboración del país sudamericano tras el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

En este sentido, Akihito destacó durante el encuentro la donación por parte de Paraguay de un millón de porciones de tofu elaborado a partir de soja paraguaya para los damnificados en la tragedia, informó a Efe el embajador paraguayo en Japón, Naoyuki Toyotoshi.

Además, el emperador nipón, de 78 años, recordó el viaje que realizó junto con su mujer, la emperatriz Michiko, en 1978 a Paraguay cuando aún era el príncipe heredero al trono nipón, y del que destacó su reunión con los inmigrantes japoneses.

Horas antes, una comitiva formada por los ministros paraguayos de Exteriores, Jorge Lara Castro; Agricultura y Ganadería, Enzo Cardozo; Industria y Comercio, Francisco Rivas, y el embajador, Toyotoshi, se reunió con representantes de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA).

Toyotoshi confirmó a Efe que en la reunión trataron "diversos proyectos de colaboración", entre los que se encuentra uno de "asistencia técnica para el desarrollo de las actividades de pequeños y medianos agricultores de Paraguay" que en estos momentos se encuentra en fase de estudio.

Sobre el préstamo de 216 millones de dólares para la construcción de una carretera de 147 kilómetros, que comunicará a la ciudad de Encarnación (sur) con Ciudad del Este (este), el embajador destacó que "está todo acordado por parte de Japón", y a la espera de que, "lo antes posible", obtenga la luz verde del Congreso paraguayo.

En la reunión con los representantes del JICA, la comitiva paraguaya también analizó la entrada en el país sudamericano de empresas japonesas en sectores como el de los astilleros o las autopartes.

A última hora de la tarde, el presidente Lugo, de visita oficial en Japón, se reunirá con el primer ministro de Japón, Yoshihiko Noda, con el que se espera trate el fortalecimiento de relaciones económicas y la inversión, mientras que mañana se desplazará a Kioto (centro) donde se reunirá con empresarios de la región.

La visita de Lugo, la primera de un presidente paraguayo en siete años, concluirá el viernes, cuando pondrá rumbo a Asunción tras una gira asiática en la que, desde el 17 de mayo, ha visitado Taiwán, la India, Tailandia, Corea del Sur y Japón.