El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por siglas en inglés), con sede en Nueva York, celebró hoy la liberación del periodista francés Roméo Langlois, quien durante más de un mes estuvo en poder del grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Langlois fue entregado hoy por las FARC a una misión humanitaria en la aldea de San Isidro, en el departamento de Caquetá, sur de Colombia.

"Saludamos la liberación de Langlois, cuyo cautiverio marcó un retroceso significativo para la libertad de prensa en Colombia", dijo Carlos Lauría, coordinador del programa de las Américas del Comité, quien hizo un llamado a poner fin a la práctica "inaceptable" de tomar a periodistas como rehenes.

"Exhortamos a las FARC a poner fin a esta práctica inaceptable, que priva a los ciudadanos colombianos de información vital a independiente sobre el conflicto civil", afirmó.

Langlois, de 35 años y corresponsal durante doce años del canal France 24 y del diario Le Figaro en Colombia, fue hecho cautivo por la FARC el 28 de abril pasado en el selvático departamento de Caquetá, en el sur de Colombia, cuando acompañaba a policías y militares en un operativo antidrogas.

El periodista, que nació en Toulouse, en el sur de Francia, acompañaba al grupo para obtener imágenes para un documental cuando les sorprendió una ofensiva de la guerrilla.

Lauría señaló además que en los pasados cuatro meses, tres periodistas debieron abandonar sus hogares en Colombia luego de haber sido amenazados por presuntos integrantes de las FARC y grupos criminales.