El gobierno chino aprobó el miércoles promover el desarrollo de siete industrias emergentes, incluyendo la energía limpia, como forma de reestructurar la economía y fomentar el crecimiento.

Beijing encara una contracción económica con más subvenciones a la vivienda asequible y obras públicas.

El gabinete dijo que aprobó los planes para lanzar 20 "proyectos importantes" de industrias emergentes, pero no dio detalles. En otras ocasiones ese respaldo se ha plasmado en subvenciones, exenciones fiscales y otras ayudas que países como Estados Unidos han denunciado por considerar que violan los principios de libre comercio.

Otras industrias emergentes que podrían ser respaldadas incluyen las dedicadas a proteger el medio ambiente, tecnologías de la información, biología, fabricación de pertrechos de alta tecnología, nuevos materiales y vehículos con nuevas fuentes de energía, dijo el gobierno.

La declaración agregó que el desarrollo de industrias emergentes ayudará a la economía, que encara "crecientes presiones contractoras".

El crecimiento económico chino cayó a su nivel más bajo en casi tres años, un 8,1%, en el primer trimestre. El Fondo Monetario Internacional pronosticó un crecimiento del 8,2% para este año, y los analistas dijeron que las gestiones gubernamentales, incluyendo el gasto en obras públicas, ayudará con el repunte en el segundo semestre.

A largo plazo, los dirigentes chinos desean transformar su economía de bajos salarios integrada mayormente por agricultores y obreros fabriles en otra creadora de tecnología de mayores beneficios. Sectores como la energía renovable contribuirán además a reducir la dependencia del crudo importado.

Gestiones gubernamentales anteriores para promocionar nuevas industrias, como la solar y la eólica hicieron que la competencia extranjera denunciara que Beijing empleó indebidamente subvenciones o barreras arancelarias e incluso llegó a presionar a las firmas extranjeras a entregar sus secretos tecnológicos.

El Departamento de Comercio estadounidense falló este mes que los fabricantes chinos venden paneles fotovoltaicos en Estados Unidos a precios injustamente bajos. Beijing respondió con un fallo de su Ministerio de Comercio de que el gobierno estadounidense respalda ciertos proyectos de energía renovable en violación de las normas de libre comercio.

____

Gabinete chino (en chino): www.gov.cn