Con una brillante actuación de Neymar, Brasil goleó el miércoles 4-1 a Estados Unidos en un partido amistoso.

Neymar anotó de penal y asistió en los goles de Thiago Silva y Marcelo. Alexandre Pato hizo el cuarto tanto en el primero de los tres juegos que los pentacampeones mundiales tienen programados en territorio estadounidense.

El astro de Santos adelantó a Brasil a los 20 minutos al clavar el penal tras una mano en el área de Oguchi Onyewu, ante un disparo de Leandro Damiao, y luego cobró el tiro de esquina que Thiago Silva cabeceó a los 26 para su primer gol con la selección.

Herculez Gómez descontó a los 45 para Estados Unidos, luego de una carrera de Michael Bradley y un centro de Fabian Johnson.

"Cuatro a uno quizás no era un marcador que reflejara el juego. Pienso que por largos pasajes del partido impusimos nuestra voluntad", dijo Gomez. "Creo que la principal diferencia fue que ellos tuvieron frialdad frente al arco y nosotros no".

Marcelo aumentó la diferencia a los 52 tras un descuido defensivo. Alexandre Pato, quien ingresó en el segundo tiempo, sentenció a los 87.

Neymar la calificó como una victoria eficiente. "No todos los días se puede hacer todo tipo de dribles, túneles y sombreros", dijo el astro del Santos a través de un interprete. "Fue un buen examen jugar con un equipo difícil como el norteamericano".

Estados Unidos lució timorato ante el ritmo endiablado de juego de Brasil, que como anfitrión del Mundial 2014 sólo puede prepararse con partidos amistosos. El equipo brasileño incluyó muchas figuras Sub23 que disputarán el fútbol olímpico en menos de dos meses.

"Desde el comienzo, sabía que podíamos confiar en ellos, construir con este equipo, al mezclarlos con jugadores con más experiencia", dijo el técnico brasileño Mano Menezes. "Los mezclamos para intentar balancear bien los diferentes sectores, y su respuesta fue muy buena".

Los estadounidenses se alistan para su debut en las eliminatorias de la CONCACAF. Se medirán el 8 de junio con Antigua y Barbuda.