Unos trillizos neozelandeses de dos años se encuentran entre los 13 niños muertos, cuatro de ellos españoles, en el incendio que hoy afectó a un centro comercial y una guardería en Catar, informaron los medios de Nueva Zelanda.

Los menores, identificados como Lillie, Jackson y Willsher Weekes, se encontraban en la guardería en el interior del centro comercial en Doha, la capital.

"Nuestra hija llamó. ¿Qué puedo decir? Es devastador", afirmó la abuela de los trillizos al grupo Fairfax Media.

En total han muerto 19 personas en el incendio, que se declaró sobre las 11.00 hora local en Qatar (08.00 GMT), poco antes de que muchos de los padres que habían dejado a sus hijos en la guardería regresasen para recogerlos.

Un testigo dijo a Efe que "los bomberos se olvidaron de que había una guardería y se centraron en apagar el incendio".

Tres de los cuatro niños españoles fallecidos también eran hermanos.

El testigo, identificado como Daya Jaled, explicó que, tras declararse el fuego, los servicios de emergencia se concentraron en sofocarlo "y solo media hora después, cuando recibieron el aviso de que había una guardería con 20 niños dentro, comenzaron sus labores de rescate".

"No pudieron rescatarlos a través de los accesos habituales, y tuvieron que entrar por el tejado, pero ya era tarde", señaló.

El ministro catarí del Interior, Abdala bin Naser bin Jalifa al Zani, aseguró que la investigación desvelará las causas del incendio.

"Recibimos un aviso de que en la guardería había 20 niños, y centramos nuestros esfuerzos en evacuarlos", relató el ministro, que dirigió personalmente las labores.

Afirmó que dieron instrucciones "al equipo de búsqueda y rescate para que entrase a la guardería desde el tejado del edificio, después de que el incendio también quemara las escaleras que llevan a la guardería desde dentro del centro comercial".

Según Al Zani, "a las 11.39, hora local (08.39 GMT), los bomberos y la policía comenzaron su intervención con dos tareas en paralelo, evacuando a los niños y apagando las llamas".

Los usuarios de la guardería son habitualmente personas que acuden a comprar al centro comercial "Villagio" y trabajadores de ese mismo complejo, el más grande del país e inaugurado en 2006.