Tres cajas de ahorros españolas, Ibercaja, Liberbank, y Caja3 analizan hoy una eventual fusión que crearía un nuevo grupo bancario en España.

La fusión propiciaría la creación del séptimo grupo bancario del país, con unos activos de 116.000 millones de euros.

El grupo resultante tendría como presidente al máximo responsable de Ibercaja, Amado Franco, al ser esta entidad la que representaría la opción mayoritaria, alrededor de un 45 por ciento.

Fuentes del sector señalaron a Efe que Ibercaja tendría el 46,5 %; Liberbank el 45,5 % y Caja3 -que ya estaba en proceso de integración con Ibercaja- el 8 % de la nueva entidad.

El presidente de Liberbank, Manuel Meléndez, es el candidato previsto para ocupar el cargo de consejero delegado del nuevo grupo, que tendrá su sede social en Madrid y otra de carácter operativo en la ciudad de Zaragoza (centro este).

España, inmersa en una profunda crisis económica, lleva a cabo una nueva reforma financiera con la exigencia de mayores provisiones a las entidades bancarias para respaldar sus créditos ligados al sector inmobiliario.