Como la malvada reina en la película "Snow White and the Huntsman" ("Blancanieves y el cazador"), Charlize Theron tuvo que vestirse con cientos de plumas de gallo cortadas a mano, miles de alas de escarabajo iridiscentes de Tailandia y una corona particularmente imponente.

Los trajes, algunos de ellos en exhibición en una galería de Los Angeles en antesala al estreno del filme el viernes, representaron una variedad de nuevos retos para la diseñadora de vestuario ganadora del Oscar Colleen Atwood.

Desde los ribetes de cuero en los pliegues del vestido de novia hasta los adornos verdes metálicos en el traje con alas de escarabajo, la ganadora de tres premios de la Academia nueve veces nominada experimentó con materiales para la oscura interpretación del clásico cuento de hadas dirigido por Rupert Sander.

"La idea del cuento de hadas te libera en cierto modo porque puedes inventar", dijo Atwood. "Y a mí me encanta inventar".

La diseñadora creó un conjunto acorazado digno de una reina revistiendo cota de malla con laminado de cuero y crin de caballo y rematando con una corona particularmente puntiaguda de metal.

"Queríamos obtener una silueta formidable", explicó Atwood, "y a distancia es espeluznante con la corona y su estatura y todo lo demás" (Theron mide casi seis pies — 1,83 metros_, añadió la creadora).

En la versión de Sanders de la historia de Blancanieves, Kristen Stewart da vida a la única mujer en la tierra más hermosa que la malvada reina Ravenna, encarnada por Theron. La reina despacha a un cazador (Chris Hemsworth) a matar a la joven beldad, pero en vez éste se convierte en su mentor y protector.

Atwood asumió el proyecto tras terminar de trabajar con Tim Burton en "Dark Shadows" ("Sombras tenebrosas"), protagonizada por Johnny Depp. Atwood y Burton han colaborado con éxito en múltiples películas: su más reciente Oscar fue por su trabajo en "Alicia en el País de las Maravillas" (2010) y además recibió candidaturas por su vestuario para "Sweeney Todd" y "Sleepy Hollow" ("La leyenda del jinete sin cabeza").

Los trajes de Atwood en "Blancanieves" están a un millón de años luz de los de "Dark Shadows".

"No se parecen en absolutamente nada", dijo la diseñadora, "así que fue divertido pasar de la una a la otra y tener un mundo completamente diferente en que pensar".

El director de "Blancanieves", Sanders, dijo que el vestuario "se mezcla perfectamente con este mundo (del filme), y habla a gritos de este mundo y sus personajes".

Theron estuvo de acuerdo. Desde el vestido de novia de hombros arquitectónicos que parecen hechos de huesos hasta el vestido doblemente bordado que eventualmente asemeja vieja piel pelándose, los trajes de Atwood reflejan la obsesión de la malvada reina con las apariencias.

"Cada traje daba una sensación de algo que no es lo que parece", dijo Theron. "En cierto modo estos vestidos son como aparatos de tortura para Ravenna. Me encanta porque siento que Ravenna era más dura con ella misma que con la gente que mataba".

Para minimizar la verdadera tortura en el plató, Atwood empleó a unas 50 personas que ayudaran al elenco a ponerse y quitarse esos complicados trajes.

Pero las alas de escarabajo siguen siendo peligrosas. Miles de alas duras y quebradizas decoran el vestido de seda y malla de metal de la reina.

"Son increíblemente afiladas, así que tuve que tener cuidado en cuánto a cómo las usaba. Si las tocas, puedes lastimarte", dijo la diseñadora. "Son bastante traicioneras, lo que realmente encaja con el personaje".

___

En Internet:

http://www.snowwhiteandthehuntsman.com/

___

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy