El fiscal general Eduardo Montealegre aseguró el martes que hay evidencias que apuntan a la guerrilla de las FARC como las eventuales responsables del atentado perpetrado hace dos semanas contra un ex ministro y que les costó la vida a dos de sus guardaespaldas.

"Nosotros ya tenemos unas evidencias muy consolidadas en ese sentido", dijo Montealegre a reporteros.

El funcionario, sin embargo, no ofreció detalles de esas pruebas.

Dijo también que ya cuentan con indicios que "apuntan a demostrar una conexión" entre un carro-bomba desactivado el 15 de mayo pasado en el centro de Bogotá y el atentado perpetrado ese mismo día en el norte de la ciudad contra el ex ministro del Interior, Fernando Londoño.

Según el fiscal general, tanto el carro-bomba desactivado como el ataque contra Londoño fueron ordenados por guerrilleros del llamado Bloque Oriental de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Montealegre no individualizó a ningún eventual responsable.

Londoño, de 68 años y quien fue ministro del Interior del ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010), fue atacado hace 15 días por desconocidos cuando se movilizaba en su carro blindado por el norte de la capital colombiana.

Un extraño instaló una bomba a su carro y cuando uno de sus escoltas intentó retirar el objeto éste explotó causándoles la muerte a él y a otro de los guardaespaldas del ex ministro, de acuerdo con las autoridades.

El presidente Juan Manuel Santos y jefes de la Policía Nacional habían dicho con anterioridad que carecían de pruebas de que la guerrilla estuviera detrás del ataque a Londoño.