MIAMI –  Se ha identificado a un hombre desnudo que le mordió salvajemente la cara y los ojos a otro hombre al atacarlo en la ciudad de Miami este fin de semana.

Fuentes policiales informaron al canal WPLG-TV que el acusado era Rudy Eugene, de 31 años.

Según su exesposa, Eugene tenía antecedentes de violencia.

La exesposa, cuyo nombre no se reveló, dijo que el matrimonio había durado tan solo un año y medio.

"Yo no diría que tenía [un] problema mental pero siempre sentía que la gente estaba en su contra… Nadie estaba a favor de él, todos estaban en su contra", comentó la mujer.

Agregó que se había separado de Eugene porque era violento, y dijo que no ha estado en contacto con él desde hace tres años. Presentaron la demanda de divorcio en 2007.

Eugene fue muerto a balazos el sábado por la tarde por la policía, quienes llegaron al lugar del incidente en la rampa de salida de la carretera elevada MacArthur Causeway donde fue visto arrancándole trozos de la cara a un hombre a mordiscones.  

Al desenfundar un oficial, mientras le decía que deje de atacar al otro hombre, Eugene sencillamente "se quedó parado con trozos de carne en la boca y gruñó", dijo el testigo Larry Vega a WSVN-TV.

Según Vega, un policía le disparó un tiro a Eugene, pero este continuó masticando, informó The Miami Herald. El oficial volvió a disparar y le asestó varios tiros más antes de que Eugene cayera muerto.

No está claro aún por qué el atacante se abalanzó sobre la víctima. La teoría de la policía es que se trata de un vagabundo que estaba acostado cuando comenzó el ataque.

La policía cree que Eugene probablemente había consumido una sobredosis de una nueva forma potente de LSD, informó WSVN-TV.

"Lo que está sucediendo es que cada vez que vemos que una persona se ha desnudado y se ha puesto violenta es porque está teniendo un delirio de gran excitación causado por una sobredosis de drogas", dijo Armando Aguilar, de la Fraternidad de la Policía de Miami. Y agregó: "Lo que les sucede es que dentro del cuerpo los órganos lo están quemando vivo".

La víctima permanecía en estado crítico en Jackson Memorial Hospital. Ha perdido entre el 75 y el 80 por ciento del rostro.

"Esperamos que se recupere, por su propio bien, pero también para que pueda decirnos qué sucedió", dijo el sargento Javier Ortiz, vicepresidente del gremio policial de Miami, según el Miami Herald, y añadió: "Solo él lo sabe".

Lea más en FoxNews.com

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino