El primer ministro italiano Mario Monti planteó la posibilidad de que se suspenda la actividad futbolística en Italia por dos o tres años a raíz del arreglo de partidos.

"Habría que suspender el fútbol por dos o tres años", expresó Monti el martes en un fuerte mensaje a las autoridades deportivas. "No es una propuesta del gobierno, sino una pregunta que plantea alguien que era un apasionado del fútbol cuando el fútbol era todavía fútbol".

Monti hizo sus comentarios parado junto al primer ministro de Polonia, país que organiza la Eurocopa del mes que viene junto con Ucrania.

"No es una propuesta", insistió. "Es algo que siento adentro. Que beneficiaría la madurez de nosotros los italianos si se suspendiese completamente el este deporte por dos o tres años".

El gobernante también descartó que el gobierno vaya a aportar dinero para rescatar a los clubes con problemas económicos.

Más de 50 personas han sido detenidas en el último año en relación con la investigación del supuesto arreglo de partidos, incluidas 14 el lunes. Muchas más están siendo investigadas, entre ellas el técnico del campeón italiano Juventus, Antonio Conte.

El defensor Domenico Criscito quedó afuera del equipo de Italia que jugará el Campeonato Europeo tras informarse que estaba siendo investigado. Otra figura de renombre involucrada en el escándalo es el capitán de la Lazio Stefano Mauri, que figuró entre los 14 detenidos el lunes.

Hay muchas otras personas bajo investigación y se han realizado numerosos allanamientos de viviendas, incluidas las del Conte, Criscito y el delantero de Chievo Verona Sergio Pellissier.

La investigación fue iniciada por fiscales de Cremona el año pasado. Como resultado de ella el ex capitán de Atalanta Cristiano Doni fue suspendido por tres años y medio y el ex capitán de Lazio Giuseppe Signori fue arrestado.

Los clubes de la Serie A Atalanta, Novara y Siena son tres de 22 instituciones que están siendo investigadas.

Los fiscales de Cremona hablan de una enorme operación de arreglo de partidos que llega a Singapur y América del Sur y que estaría funcionando desde hace más de diez años.

Italia estaba saliendo de otro escándalo de arreglo de partidos, conocido como Calciopoli, por el cual la Juve fue relegada a la segunda división por una temporada. A varios otros clubes se les quitaron puntos y algunos dirigentes y árbitros fueron suspendidos.

___

En este despacho colaboró la redactora de deportes de la AP en Milán Daniella Matar.