Fuerzas de la OTAN, encabezada por Estados Unidos, mataron al segundo líder en la jerarquía de al-Qaida en Afganistán en un ataque aéreo en la provincia oriental de Kunar, dijo la coalición el martes.

Sakhr al-Taifi, también conocido como Mushtaq y Nasim, estaba a cargo de conducir a los insurgentes extranjeros en Afganistán y de dirigir ataques contra la OTAN y las fuerzas afganas, dijo la coalición. Al-Taifi viajaba frecuentemente entre Afganistán y Pakistán, llevando a cabo operaciones de los altos mandos de al-Qaida y transportando armas y combatientes.

El ataque aéreo que mató a al-Taifi y otros milicianos de al-Qaida se realizó el domingo en el distrito de Watahpur, en la provincia de Kunar, dijo la coalición. Una evaluación de seguimiento en la zona determinó que ningún civil resultó herido, agregó.

La invasión de Afganistán liderada por Estados Unidos se llevó a cabo debido a que el jefe de al-Qaida Osama bin Laden utilizó al país como su base para planear os ataques del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York y Washington.

Se cree que la mayoría de altos mandos de al-Qaida están en Pakistán, a donde huyeron después de la invasión estadounidense. Se cree que la organización terrorista tiene apenas una presencia nominal en Afganistán.

Muchos de los altos comandantes de al-Qaida han muerto en ataques aéreos estadounidenses con aviones no tripulados en la región tribal en el noroeste de Pakistán y bin Laden fue muerto por comandos estadounidenses en el pueblo pakistaní de Abotabad, en mayo de 2011.

Bin Laden avisó a milicianos de al-Qaida para que abandonaran las zonas tribales de Waziristan del Sur y del Norte debido a la amenaza de los ataques con aviones no tripulados, de acuerdo con cartas confiscadas del complejo donde fue muerto. Los documentos fueron dados a conocer posteriormente por Estados Unidos.

En una de las cartas, bin Laden les recomendó que se fueran a la provincia de Kunar en Afganistán porque es un "terreno más agreste; muchas montañas, ríos y árboles que pueden dar alojamiento a cientos de hermanos sin que sean vistos por el enemigo", según el Centro de Combate al Terrorismo en West Point, que publicó los documentos.