El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, confirmó hoy su participación en la XVI Cumbre del Movimiento de Países No Alineados que se efectuará los próximos 30 y 31 de agosto en Irán.

El gobernante nicaragüense recibió este martes de manos del vicepresidente iraní, Ali Saeidlo, una invitación formal para participar en la cumbre que se realizará en Teherán.

"Agradecemos esta invitación, si Dios quiere estaremos allá y será una oportunidad para seguir fortaleciendo las relaciones" entre los Estados miembros del Movimiento, dijo Ortega durante el encuentro con Saeidlo en la Casa de los Pueblos, en Managua.

Ortega reiteró su respaldo al programa nuclear iraní, que según él tiene "fines pacíficos", abogó para que en agosto Oriente Medio haya "cambiado para bien" y criticó a los países que consideran a Irán una amenaza.

Por su parte, Saeidlo agradeció el respaldo de Ortega al programa nuclear iraní, valoró de "muy importante" la presencia del líder sandinista en la cumbre y expresó el interés de Irán en profundizar las relaciones políticas y económicas con Nicaragua, "que se encuentran en la mejor manera".

Indicó que "ya está listo" un acuerdo para que Irán condone a Nicaragua una deuda por 164 millones de dólares contraída en 1986, durante el primer Gobierno sandinista, tras una operación de venta de petróleo.

En el encuentro de este martes, Ortega y Saeidlo también abordaron diversos programas de cooperación que Irán ya ejecuta o podría comenzar en Nicaragua.

Ortega destacó que Nicaragua se unió al Movimiento de Países No Alineados en 1979, tras el triunfo de la revolución sandinista, por lo que Saeidlo reconoció al gobernante nicaragüense como un "pionero" en la lucha contra el "imperialismo".

"El objetivo del Movimiento es derrotar la pobreza" y lograr "la paz", afirmó Ortega.

Según informó Saeidlo, su gira por América Latina, que arrancó en Cuba, continuará en Ecuador, Bolivia y Venezuela.

El Movimiento de los Países No Alineados, fundado por las naciones que decidieron mantenerse neutrales durante la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, reúne a casi las dos terceras partes de los Estados Miembros de Naciones Unidas.