El Parlamento de Nicaragua autorizó hoy al Ejecutivo gestionar un préstamo por 4,5 millones de euros (5,9 millones de dólares) con el Banco de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo (KFW, estatal alemán) para financiar un proyecto de agua potable y alcantarillado sanitario en la ciudad colonial de Granada.

El empréstito fue ratificado hoy por unanimidad por los 86 diputados que asistieron al plenario, dijo a periodistas el presidente del Parlamento, el oficialista René Núñez.

El proyecto beneficiará a los 100.000 habitantes de Granada, ubicada 45 kilómetros al sureste de Managua, y será ejecutado durante tres años por la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

Con el préstamo, las autoridades pretenden, entre otras cosas, construir plantas de tratamiento, mejorar la calidad y ampliar el servicio de agua potable, así como la infraestructura de alcantarillado de la ciudad colonial de Granada.

Nicaragua pagará el préstamo a un plazo de 40 años, con una tasa de interés del 0,75 % anual.

Nicaragua y el KFW ya habían firmado, en 2006, otro contrato de préstamo por 13 millones de euros para el mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado sanitario en Granada.

Esa ciudad, fundada en 1524, es uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua y con mayor riqueza histórica y cultural del país.

La urbe, que conserva el toque arquitectónico colonial, fue de las primeras en ser fundadas por el español Francisco Hernández de Córdoba, a inicios del siglo XVI y entre sus riquezas naturales posee el Gran Lago de Nicaragua con varias isletas y sus tiburones de agua dulce, y también el volcán Mombacho.