La prima de riesgo española, que se mide por la diferencia entre el interés del bono alemán a diez años y el español del mismo plazo, continuaba hoy en la apertura de la sesión en 511 puntos básicos, el máximo histórico alcanzado la víspera.

El interés del bono español a diez años subía a primera hora hasta el 6,48 % tras terminar ayer en el 6,47 %, en tanto que el bono germano ofrecía un rendimiento de sólo el 1,38 %, también algo más alto que el 1,37 % de ayer.

La situación seguía, de esta forma, marcada por la tensión y por las dudas que existen sobre la zona del euro y la posibilidad de que Grecia abandone el euro, como recordó ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El presidente pidió "una apuesta clara, contundente y enérgica" por el euro y por la sostenibilidad de la deuda de los países que, como España, están cumpliendo con los compromisos europeos.

La prima de riesgo de Grecia bajaba a 2.793 puntos básicos, dos menos que ayer, mientras la italiana mejoraba hasta los 436 después de la subasta en la que el Tesoro de ese país colocó 4.250 millones de euros en bonos a 2, 5 y 10 años con más interés que la vez anterior.

Irlanda, por su parte, comenzaba el día con su riesgo país en 601 puntos, uno menos que ayer, mientras Portugal registraba una cota de 1.165 puntos básicos, peor que los 1.081 puntos de ayer.