La Policía arrestó a unas 90 personas en las últimas horas tras una manifestación en la ciudad de Québec (Canadá) al termino de una ronda de negociaciones entre el Gobierno provincial y organizaciones estudiantiles para poner fin a 107 días de conflicto por la subida de las tasas universitarias.

Medios locales indicaron hoy que uno de los detenidos es uno de los estudiantes que participó ayer en las conversaciones con la ministra de Educación de Québec, Michelle Courchesne, y que fue detenido cuando intentó mediar entre los manifestantes y la Policía.

Desde que los estudiantes de Québec empezaron a manifestarse contra la subida de las tasas universitarias hace 107 días, la Policía de la provincia francófona ha detenido a más de 2.500 personas, en su mayoría tras la aprobación hace 10 días de una controvertida ley de emergencia.

Las negociaciones entre estudiantes y el Gobierno de Québec tienen previsto continuar hoy.

El Gobierno de Québec quiere subir las tasas universitarias, las más bajas de Canadá, de forma escalonada más de un 75 %, pero los estudiantes de la provincia se oponen al aumento porque consideran que afectará a los jóvenes con menos recursos económicos.

Mientras, las autoridades de Québec están siendo presionadas por el poderoso sector turístico de Montreal para que pongan rápidamente fin al conflicto, por el temor a que las manifestaciones diarias que se suceden en la ciudad pongan en peligro la celebración de sus festivales de verano.

Uno de los grupos estudiantiles anunció hace días que organizará protestas del 8 al 10 de junio, el fin de semana que se celebra en Montreal el Gran Premio de Canadá de Formula 1 y que atrae a decenas de miles de turistas.

Representantes del sector han señalado en los dos últimos días que ya se están empezando a sentir los efectos de las protestas en las reservas turísticas y que los organizadores del Gran Premio de Canadá están teniendo "problemas" para vender las entradas del evento deportivo.