La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) colaborará económicamente para llevar energía eléctrica a través de paneles solares a 62.000 escuelas de toda América Latina, destacó hoy en Uruguay su secretario general Álvaro Marchesi.

En la jornada Marchesi firmó un acuerdo con el ministro uruguayo de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, para llevar electricidad a 110 escuelas públicas y rurales.

"Mas que un acuerdo fue un compromiso que asumimos" con el ministro para llevar electricidad a través de paneles solares", dijo Marchesi a Efe.

El proyecto se denomina "Luces para aprender" y fue aprobado el pasado septiembre por todos los ministros de Educación y Cultura de la región.

El objetivo "es llevar a través de paneles solares electricidad a 62.000 escuelas de toda Iberoamérica", agregó el presidente de la OEI.

"Vamos a apoyar con 750.000 dólares a Uruguay para lograr ese objetivo en un plazo de dos años", agregó.

Además, el secretario de la OEI firmó un acuerdo con la editorial Santillana y con las autoridades del Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) de Montevideo, para "poder acercar" a los maestros uruguayos "un poco la cultura histórica, de la antigüedad y de los pueblos originarios".

La idea es que las publicaciones que surjan del convenio puedan ser utilizadas en las escuelas "como elemento de formación y de reconocimiento de la identidad de un pueblo".

Facundo de Almeida, director del MAPI, destacó que el acuerdo permitirá "producir contenidos vinculados con la prehistoria y la historia del continente americano" haciendo "énfasis especial" en los pueblos originarios que habitaron el territorio uruguayo.

El MAPI recibe anualmente unos 15.000 niños y adolescentes y la idea de las publicaciones conjuntas "surgió a partir de una demanda" de textos y material didáctico que pueda ser entregado a los menores que visitan el museo y a sus docentes.

"Serán libros, afiches, juegos didácticos y aplicaciones para computadores personales", agregó de Almeida.

Marchesi participó además en la premiación del Concurso Iberoamericano de Cortos convocado por la OEI para escolares.

El autor del guión ganador y el corto que surgirá de él, además de la maestra del escolar "serán invitados a participar en el Congreso de las Lenguas de Iberoamérica, que se celebrará en la ciudad española de Salamanca entre el 5 y el 7 de septiembre.

La premiación "fue muy emocionante" entre otras cosas porque "entre los ganadores hubo un guión escrito en la lengua de las señas debido a que su autor es sordo", agregó.